Michoacán produce más de 13 toneladas de membrillo


 • De manera oficial, sólo se tiene registrado al municipio de Tingambato como productor de este fruto, aunque en varios municipios se tienen huertos familiares

Morelia, Michoacán a 27 de mayo de 2021.- En Michoacán, se tiene registrado de manera oficial a Tingambato como él único municipio en donde se cultiva el membrillo en parcelas, obteniéndose una cosecha de 13 toneladas en una superficie de 3 hectáreas; sin embargo, también se produce en huertos familiares, lo anterior de acuerdo con cifras del Sistema de Información Agroalimentario y Pesquero (SIAP).

En este cultivo toman parte sólo tres familias; de ellas, dos son encabezadas por mujeres jefas de familia y la otra por un varón.

El membrillo o Cydonia, es un género de planta arbórea perteneciente a la familia de las Rosáceas. Se trata de un género monotípico, cuya única especie es Cydonia oblonga, comúnmente llamado membrillo o membrillero. Es un árbol de tamaño pequeño a mediano, originario de la región del Cáucaso, en el sudoeste cálido de Asia (Irán, Turquía). Es un árbol frutal emparentado con el manzano y el peral.

Su fruto, llamado asimismo membrillo, es un pomo de color amarillo-dorado brillante cuando está maduro, periforme, de 7 a 12 centímetros de largo y de 6 a 9 centímetros de ancho; su pulpa es dura y muy aromática.

Los frutos inmaduros son verdes, con una densa pilosidad de color gris claro, que va perdiendo antes de madurar. Sus hojas están dispuestas de forma alterna; son simples, de 6 a 11 centímetros de largo, con una superficie densamente poblada de finos pelos blancos. Las flores, que surgen en la primavera después de las hojas, son blancas o rosas, con cinco pétalos.

El membrillo es demasiado duro, astringente y agrio, por lo que no es usual comerlo crudo, a menos que sea escarchado (preparándolo de modo que el azúcar cristalice). Se usa para hacer mermelada, compota y pudín, o puede pelarse para posteriormente asarlo. Su fuerte aroma hace que sea un complemento para añadir en pequeñas cantidades al pastel de manzana y a la mermelada, para potenciar el sabor.

En México, se produce en 15 estados del país, siendo Jalisco, Durango, Zacatecas y en 15° lugar Michoacán los principales. Se tiene una superficie sembrada de 610 hectáreas y una producción superior a las 5 mil 217 toneladas.