Fiestas de Corpus, ventana cultural de tradiciones vivas: SECTUR

Morelia, Michoacán, 16 de junio de 2022.- En el calendario festivo 2022, este jueves 16 de junio es Jueves de Corpus, una fecha que brinda al viajero la oportunidad de acercarse a la herencia cultural, la tradición viva y la belleza de atractivos turístico con que cuenta Michoacán.

De acuerdo con la Sectur, algunos pueblos que conservan con gran detalle esta tradición son Pátzcuaro, Tzintzuntzan, Santa Fé de la Laguna, San Andrés Tziróndaro, Pamatácuaro, Erongarícuaro y Tarecuato, entre otros.

Puso en relieve que en diversos casos los pueblos se organizan para celebrar el Corpus en diversas fechas, alargando así la celebración en Michoacán. Y en otros, el evento derivó en algunas de las ferias más grandes y representativas de Michoacán, como las ferias del cobre y de la guitarra.

Información proporcionada por la Secretaría de Turismo del Estado, detalla que en palabras del investigador Benjamín Lucas, en el caso de los pueblos purépecha, “la fiesta del corpus o ch’anajpantskua es una de las 18 fiestas que celebran nuestros antepasados y que aún se sigue conservando en nuestras comunidades indígenas”.

Benjamín Lucas subraya que el ritual para pedir las lluvias y el buen temporal cambió de nombre con la llegada de los españoles, quienes al mismo tiempo juntaron otras fiestas que ya existían como la del pan, fiestas de las cosechas y otras. Esto con la finalidad de hacer más grande la celebración religiosa.

“Es así, como en la fiesta actual del corpus podemos encontrar rastros de la antigüedad de los p’urhepechas prehispánicos, entre ellas las que sobre salen son:
• KÉRI UAPANTSKUARO. Fiesta en la que la gente bailaba con caña de maíz, como una forma de dar gracias a KUERAJPERI, por las plantas, árboles y las cosechas.
• KUINGO. En esta fiesta así llamada se hacían unos panes en forma de venado, pues tenían las creencias nuestros abuelos que el dios KUPANTSIERI. Se habían transformado en PAN. Esta fiesta también estaba dedicada a la diosa Kuerajperi y era la fiesta donde se reunía toda la gente del pueblo para bailar con coronas de flores en la cabeza y música de tambores.
• KURINDARO. La fiesta del pan que se celebraba haciendo panes de maíz y de chia (PARHI), (Chapata)”.

Por otra parte, en lo referente a la herencia española, desde el tiempo de los primeros misioneros evangelizadores, se inculcó en los pueblos purépechas profunda devoción al Corpus, como la fiesta de la comunión y del compartir, como una forma de venerar al cuerpo y la sangre de Cristo, según lo dio a conocer el estudioso Eduardo Ruiz.

Hay variaciones de un pueblo a otro, pero en general, los eventos religiosos comprenden la procesión del “Santísimo Sacramento”, la participación visible de los diversos gremios que habitan en el lugar y la distribución de dones o regalos de miniaturas alusivas a los productos que constituyen el sustento de las diversas ramas laborales.

“Con esos dones o regalos, también se agradece a Dios por las cosechas y se pide su protección para que haya lluvias en el nuevo temporal. Al mismo tiempo se agradece a la tierra que da frutos y que al morir recibe al hombre con sus brazos amorosos”.