SE DOBLEGA AMLO ANTE ODEBRECHT

* Acepta AMLO que Odebrecht venda gas natural a México

* La empresa internacional severamente cuestionada por sus moches millonarios, hace tratos con López Obrador

CDMX, México a 03 de Marzo de 2 021.,- Sin presión Inter a ni externa, el presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que se convino con la empresa internacional Odebrecht, que sea quien le venda gas natural a México y evitar que haya más desabasto y apagones.

En la Mañanera de hoy, el Director General de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza,
ofreció un informe detallado de los acuerdos con Odebrecht.

Justificó que en febrero de 2010 bajo la administración de Felipe Calderón se firmó contrato leonino con Braskem-Idesa donde Odebrecht obtuvo una importante participación para suministro de gas etano.

Petróleos Mexicanos (Pemex), a través de CENAGAS se determinó no renovar el contrato y se acordaron algunas bases como las siguientes:

Para el suministro de gas etano; de los 66 mil barriles diarios a entregar durante 20 años; se
entregarán 30 mil barriles durante 3 años.

Petróleos Mexicanos (Pemex) acepta colaborar para que Odebrecht invierta en terminal de importación de gas etano para suministrarse de materia primera.

Antes el costo de transporte importado corría por cuenta de Petróleos Mexicanos (Pemex), ahora correrá por cuenta y cargo de Braskem-Idesa.

Ahora se tendrá que pagar el etano nacional en 148 dólares la tonelada más 30 dólares de flete; el etano de
importación 148 dólares la tonelada más 147 dólares de transporte.

En acuerdo sobre penalización por incumplimiento, antes se aplicaba multa de 200% a Petróleos Mexicanos
(Pemex), ahora se establecen penas equitativas y bilaterales con condiciones justas de mercado.

Braskem-Idesa podía tomar decisión de cancelar contrato y que Petróleos Mexicanos (Pemex) pagara multa,
ahora se elimina cláusula que determina esa pena.

Aún así, es obvio que AMLO se ha doblegado ante Odebrecht y pese al argumento de negar presión interna o externa, AMLO no resistió el peso de los “apagones” por falta de gas natural para producir la energía eléctrica que necesita la industria del país.