Morelia, ejemplo de un proyecto improvisado e insensible: Carlos Herrera

* Empoderar a la mujer para cambiar a la sociedad: Carlos Herrera

Morelia, Michoacán a 07 de marzo de 2021., – El municipio de Morelia está inmerso en asesinatos, asaltos, robos y feminicidios, mientras la crisis de COVID-19 ha generado la salida de empresas, denunció Carlos Herrera Tello, coordinador de Estrategia Territorial del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En entrevista, Carlos Herrera atacó con fuerza a la administración municipal de la capital michoacana y la consideró como ejemplo de un proyecto que no tiene pies ni cabeza y es evidente el descontento de la ciudadanía.

“Morelia está inmersa en asesinatos, asaltos, robos y feminicidios, mientras la crisis de COVID-19 ha generado que se vayan empresas, la ciudad se ha transformado en los últimos dos años por un proyecto improvisado e insensible”, expresó.

Por el contrario, sostuvo que en el Equipo por Michoacán “privilegiaremos lo que nos une, por encima de lo que nos divide, vamos a cuidarnos entre todos y todas ante un proyecto que se convirtió en lo que juró nunca ser y que ha afectado la calidad de vida de las y los mexicanos”, expresó.

Cambiar la sociedad es posible con el empoderamiento de las mujeres: Carlos Herrera

“Las mujeres han sido el pilar de mi formación, porque me han enseñado que la reciprocidad, es el mayor acto para frenar los flagelos sociales”, expresó Carlos Herrera Tello, coordinador de Estrategia Territorial del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Al participar en la inauguración de la conferencia estatal organizada por “Las mujeres y sus retos políticos en el siglo XXI”, Herrera Tello puntualizó que las mujeres que han marcado su vida, le han enseñado que cambiar la sociedad es posible, a través de actos de reciprocidad y generosidad y sobre todo, buscando lo que une, por encima de lo que divide.

En su mensaje narró cómo sus dos abuelas, sacaron adelante a sus familias, quienes desde temprana hora de cada día, buscaban cómo ganarse la vida, abriéndose paso, conforme las circunstancias lo permitieran.

“Soy un ser humano que desde chiquito vio a sus abuelas sacar adelante sus familias. Una de ellas desde la madrugada salía a comerciar a vender té en la estación y mi otra abuela era referente en su colonia porque ponía inyecciones, hacía uniformes y de ahí sacó adelante a sus hijos, de ahí vengo, esa es mi ancla”, expresó.