Médicos contra covid e irresponsabilidad humana

Desde muy pequeña viví experiencias familiares que hicieron que creciera en mí el amor por la medicina.

Cuando logré mi sueño al titularme sabía que mi vida cambiaría porque la vida de un médico no se puede comparar con ninguna otra, y no es por presunción ni soberbia, lo que pasa es que nosotros tenemos tanta responsabilidad con la humanidad que nos hace tener otra visión y otra percepción de la misma.

Cuando comenzó la pandemia jamás creí vivir tantas experiencias y sentimientos al ejercer mi profesión, y al igual que todos nunca imaginé que una enfermedad lograría cambiar tanto nuestra forma de vivir, de comunicarnos, de trabajar, de festejar, etc…

Como médicos hemos tenido que enfrentarnos a muchos obstáculos que nos han complicado nuestra labor ya que la desinformación en redes sociales se comparte más rápido que la replicación del virus, hay mucha gente confundiendo y haciendo que las personas vivan con temor y no sólo a enfermar de COVID sino también de vacunarse o de acudir a un nosocomio para su adecuada atención.Son tantas las ocurrencias que entorpecen nuestro trabajo diario…

Creo que es el momento perfecto para reflexionar y aprender de lo que hemos vivido en este tiempo de pandemia, sin duda la salud es lo más valioso que tenemos, cuidémosla.

Estamos viviendo entre la inconsciencia , la imprudencia, la falta de empatía, la irresponsabilidad y la necedad de muchas personas, son pocas las que en verdad han hecho caso a las simples recomendaciones de salud.

Por eso hago un llamado a no bajar la guardia, háganlo por su familia y seres queridos que están en mayor riesgo que ustedes.

Por favor vacúnense, usen correctamente el cubrebocas, en lugares cerrados hay que monitorizar la calidad de aire que se respira, siempre guarden su distancia, eviten acudir a lugares conglomerados, si hacemos caso lograremos frenar el contagio.

Ocupamos que todos hagan un esfuerzo por acatar éstas recomendaciones.

Que el hartazgo que ha ocasionado esta forma de vida con la pandemia no sea el pretexto de la irresponsabilidad ni el causante de tantas muertes innecesarias.

Valoren su vida y respeten la de su entorno, entiendan que quizá es la última oportunidad que tendrán para recapacitar y actuar antes de que sea demasiado tarde.

Amo mi profesión, NO estudie para dañar, solo quiero ayudarles!
Dra. María Teresa Moreno García.